rabo de gato

Denuncian la introducción de la planta invasora rabo de gato en una zona protegida de La Palma

La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma ha denunciado ante la Guardia Civil que se ha detectado un ataque medioambiental al arrojar plantas cortadas de la especie exótica invasora rabo de gato, con semilla, a una parcela destinada a la conservación de flora protegida.

El ataque se ha producido en una de las parcelas del servicio de Medio Ambiente, ubicada en la zona alta de Santa Cruz de La Palma, a la que se han arrojado plantas cortadas de la especie exótica rabo de gato (Pennisetum setaceum), en perjuicio de Pico de Fuego.

ÁREA PARA LA PROTECCIÓN DE FLORA AUTÓCTONA

La parcela afectada acoge la plantación de ejemplares de Pico de Fuego (Lotus pyranthus), una especie botánica endémica y en peligro de extinción de la flora palmera, que forma parte, junto con el Pico cernícalo (Lotus eremiticus), de un plan de recuperación que realiza el Cabildo de La Palma desde hace más de diez años.

La parcela está protegida con un vallado y existe cartelería informativa sobre la labor que se desempeña en la misma para recuperar este endemismo botánico, que, poco a poco, y gracias a la labor realizada por este programa, ha ido lográndose su regeneración natural, se indica en un comunicado del Cabildo de La Palma.

Explica que este suceso obligará a un estricto seguimiento ante el riesgo que representa la posibilidad de que las semillas de rabo de gato lanzadas en la zona puedan prender, propagando así su presencia en una zona de la isla en la que no se encontraba.

Además, destaca que dejaron las puertas abiertas del vallado lo que permite el acceso de los herbívoros a las plantas.

AMENAZA PARA LA BIODIVERSIDAD

La consejera de Medio Ambiente, María Rodríguez, ha lamentado que continúen produciéndose estos ataques al patrimonio ambiental de La Palma, con actos deplorables, que representan una amenaza contra la biodiversidad de la isla.

Asimismo, ha advertido de que estos sucesos, que son un ataque contra el patrimonio del conjunto de la sociedad palmera, “lejos de amedrentarnos, nos animan a seguir trabajando de forma más contundente si cabe en favor de la conservación de nuestro medio natural”. EFE