WWF denuncia un foco de coronavirus en un granja de visones de Galicia

La organización ecologista WWF ha denunciado la aparición de un nuevo brote de coronavirus en una granja de visón americano situada en el municipio de Carral (A Coruña) y ha pedido el cierre inmediato de estas instalaciones.

Según indican los ecologistas en un comunicado, la cría de visones americanos en cautividad con destino a la industria peletera y de la moda constituye “una bomba biológica” en tiempos de pandemia “que amenaza la naturaleza y pone riesgo nuestra salud”.

Recuerdan que estas granjas peleteras “ya han sido prohibidas y cerradas en varios países europeos” y que Galicia concentra el 90 % de las que existen en España.

Una de las invasoras más dañinas

Para WWF, el visón americano “es una de las especies más invasoras que está provocando terribles estragos” en las especies autóctonas y sobre la biodiversidad del país, por lo que aseguran que nos encontramos ante una situación “de emergencia” que exige el cierre de las granjas.

El pasado 2 de julio la Xunta de Galicia comunicó la existencia de otro foco de coronavirus, esta vez en una granja de visón americano situada en el ayuntamiento coruñés de Oza-Cesuras, donde se criaban 9.874 visones y se detectaron dos muestras positivas.

Con el de Carral, se elevarían a 9 los brotes de coronavirus detectados en granjas de visones americanos de Galicia, una comunidad donde actualmente existen 25 granjas activas con un censo total de 71.479 reproductoras. EFE